viernes, 25 de noviembre de 2016

"Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido", de Paloma Sánchez-Garnica: indagando en lo que es normal dentro de una familia

 Finalizo mi semana contra la violencia de género con la reseña de un libro que leí este verano y que publiqué en Anika entre Libros hace unos meses. Una novela muy interesante que plantea el tema de la violencia psicológica, sus límites y la tolerancia social hacia ella.

http://www.planetadelibros.com/libro-mi-recuerdo-es-mas-fuerte-que-tu-olvido/215720
Título: Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido
Título Original: (Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido, 2016)
Autor: Paloma Sánchez Garnica
Editorial: Planeta Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos
Copyright:
© Paloma Sánchez-Garnica , 2016
© Editorial Planeta, S.A., 2016
Edición: 1ª Edición: Junio 2016
ISBN: 9788408158677
Tapa: Dura
Etiquetas: maltrato, amor, crisis financiera, drama, novela dramática, empresa, jueces, libros premiados, literatura española, novela, novela dramática, sagas familiares, violencia de género, secretos, premio Fernando Lara, fraudes, abandono, falsas apariencias, violencia psicológica, familias desestructuradas, sacrificios, relaciones familiares, intrigas familiares, hijos ilegítimos, gigolós
Nº de páginas: 480

Argumento:

  Una llamada rompe la tranquilidad nocturna pero también la estabilidad emocional de Carlota, protagonista de la novela. Esa llamada le desvelará que su padre está moribundo y que desea que se encuentre con él. Carlota, que hacía tiempo que había roto relaciones con un padre que nunca quiso reconocerla y que siempre prefirió a la otra familia, tendrá que tomar una decisión sobre su progenitor pero, también, sobre sus hermanastros.
Premio de novela Fernando Lara 2016


Opinión:


  Tras el éxito de "La sonata del silencio" o "Las tres heridas", tenía muchas ganas de leer a Paloma Sánchez-Garnica, así que aproveché su Premio Fernando Lara para quitarme la espinita. Y he de decir que ha sido una grata sorpresa.
  Su novela atrapa por la manera en la que la autora va tejiendo pasado y presente y enredando al lector en una maraña de secretos y apariencias cuya resolución, claro está, no se conoce hasta el final. Aunque la información que nos va dado está lo suficientemente bien dosificada como para mantener el interés al tiempo que se van descubriendo datos relevantes sobre el misterio familiar que oculta el entorno de Carlota.
  La profesión de la protagonista permite, además, dar cabida a un tema que, en el fondo, hilvana toda la historia: la violencia de género y el maltrato físico o psicológico. Sánchez-Garnica nos hace ver que, efectivamente, todos vemos con bastante claridad qué es un maltrato físico pero... ¿y qué pasa con el psicológico? Mucho más sutil, más ladino, más disfrazado de normalidad, no son pocas las veces en las que se nos pasa de largo. O (lo que es peor) en las que lo justificamos agarrándonos al "es lo normal", "estas cosas pasan", "es que Fulanito tiene mucho carácter" o "pero si nosotros somos muy felices, ¿cómo va a ser esto maltrato?"
   Creo que esta es una de las reflexiones más interesantes de la novela: la apariencia de normalidad y lo que cada uno considera felicidad. La autora nos presenta diferentes modelos de familia, de relaciones entre padres e hijos y de mujeres y nos permite reflexionar, mediante observación y comparación, sobre qué es una familia feliz o una persona feliz y quién se escuda en una apariencia o una normalidad que, en el fondo, oculta una gran infelicidad o una grandísima insatisfacción.
  También es verdad que no he compartido la visión sobre las relaciones sentimentales que muestran muchas de las mujeres de la novela pero sí las entiendo. A veces no nos damos cuenta de que, aunque aún queda mucho camino por andar, las cosas han cambiado mucho en las últimas décadas y a veces juzgamos demasiado a la ligera, o desde nuestro propio tiempo y manera de enfrentar la vida, actitudes y decisiones que se tomaron en otros tiempo, con otros modelos de mujer y otros estándares de familia.
  La intriga de la novela se construye no solo gracias al secreto que recorre toda la novela y cuyos detalles se nos desvelando poco a poco sino también gracias a la investigación de un sorprendente asesinato en el que Carlota se ve envuelta.
  Aunque, como he dicho, me parece que la trama está muy bien tejida, sí he tenido por momentos la sensación de que Carlota desaparecía durante demasiado tiempo de la narración y la sentía un poco abandonada por parte de la autora.
  Junto a todos estos temas de reflexión, Sánchez-Garnica también pone ante nuestros ojos cuestiones como la crisis económica, el fraude empresarial, la gestión de una empresa familiar, la prepotencia, la soledad, la necesidad de afecto o las renuncias que el ser humano ha de hacer en ocasiones.
  Y termino hablando de algo que me ha llamado mucho la atención: el alto nivel lingüístico de la novela, en general, y de algunas palabras, en particular. La autora es muy minuciosa con las palabras que elige y busca siempre la más precisa, la que significa justo lo que quiere transmitir. Eso hace que, en ocasiones, haya que recurrir al diccionario para encontrar el significado de palabras de uso bastante infrecuente. Así que, además de pasar un buen rato, he ampliado mi vocabulario. Y eso siempre es de agradecer.
  En definitiva, Sánchez-Garnica nos ofrece una novela trabajada e interesante, con temas y reflexiones de calado, bien construida y con una historia llena de recovecos y sorpresas que, creo, no defraudará al lector.
    Enlace a la reseña original.
   Nos seguimos leyendo.

1 comentario:

  1. A mi desde luego no me ha defraudado, me ha gustado mucho. Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...