jueves, 14 de febrero de 2013

"Muerte en primera clase", de J. M. Guelbenzu: paladeando las mieles del asesinato

   Hoy también aprovecho el Mes de la Novela Negra, Policíaca y de Misterio de Kayena para rescatar una reseña de este género publicada en Anika entre Libros. Una novela que me gustó y que regalé a mi bloguera invisible (espero que también la disfrute).


MUERTE EN PRIMERA CLASE
(Muerte en primera clase, 2012)
J. M. Guelbenzu

Editorial Destino
Colección Áncora y Delfín

© José María Guelbenzu, 2012
© Ediciones Destino S.A., 2012
1ª Edición, Junio 2012

Género y tags: Narrativa, novela negra, Saga Mariana de Marco, Egipto, viajes, literatura española
ISBN: 9788423328932
335 Páginas

   
Argumento:
  
   La juez Mariana de Marco disfruta de un crucero de lujo por el Nilo gracias a la invitación de su amiga Julia Cruz. Pretende relajarse y aclarar sus ideas pero la desaparición de una acaudalada matriarca, Carmen Montesquinza, y la precipitada marcha de una joven americana, Dolores, tras realizar un provocativo baile erótico ante los pasajeros despiertan las sospechas de la juez, quien no podrá evitar investigar lo sucedido… aunque eso signifique poner su vida en peligro. 

Opinión:
  
    Frente al ritmo trepidante que imprimen a la narración algunos autores de novela negra, J. M. Guelbenzu nos guía por Muerte en primera clase como si del mismo crucero que describe se tratara: suavemente, sin prisas, dejando que la corriente de los acontecimientos nos vaya arrastrando lentamente, permitiendo que nos demoremos en los rincones insólitos de Egipto; regalándonos descripciones de gentes y lugares, haciéndonos sentir que nosotros también estamos disfrutando de unas relajadas vacaciones en un crucero de lujo.
    Así, retarda el inicio del caso ofreciéndonos descripciones, retratos de personajes, reflexiones sobre la vida y la personalidad de la juez Mariana de Marco, sobre las relaciones humanas y sentimentales o sobre el acceso al dinero en las sociedades modernas. También son numerosas las descripciones de los lugares más concurridos de Egipto, rincones que conocemos a través de la mirada de los turistas que los descubren, en este caso, Mariana y Julia. Aunque es un narrador en tercera persona el que nos va desvelando los entresijos de la historia, su omnisciencia nos permite conocer lo que los ojos de Mariana y de Julia ven y lo que sus cerebros, siempre activos, van pensando, tanto sobre la desaparición de Carmen como sobre las personas que comparten crucero con ellas. Estas reflexiones, junto con sus diálogos, nos permiten conocer la opinión de estas dos mujeres sobre los nuevos ricos y sus aledaños, sus esposas, los tiburones con los que hacen negocios, su falta de escrúpulos, su baja calidad moral. Las cavilaciones de ambas también están relacionadas con la familia de Carmen, sus relaciones ocultas, sus frustraciones y añoranzas y las mentiras que ocultan frente la fachada de perfección que muestran.
   Los pensamientos y diálogos de Mariana y Julia con los pasajeros también dejan en la novela reflexiones sobre el paso de la edad, la belleza femenina, el miedo al compromiso, el fracaso amoroso, lo que nuestro entorno hace de nosotros, las consecuencias de nuestra infancia… así como sobre temas históricos actuales, como la invasión de Irak (el crucero coincide en el tiempo con ella) y el papel asumido por Bush y por Aznar.
   Tras la desaparición de Carmen, a quien Mariana no conocía ni de oídas, a pesar de su preeminencia social, la juez va recomponiendo su figura y su personalidad, descubriendo sus sombras, sus defectos y todo aquello que oculta para no manchar la perfecta fachada que se ha ido construyendo a lo largo de los años. Las pesquisas de Mariana son las que van dando cuerpo a un caso que avanza a través de conjeturas y especulaciones, no de interrogatorios, registros y pruebas. La juez de instrucción no tiene jurisdicción para investigar nada, así que todo su análisis se llevará a cabo de manera extraoficial, teniendo en cuenta, además, que si su teoría sobre el asesinato de Carmen es cierta, puede levantar las suspicacias del criminal, convirtiéndose ella misma en objetivo.
   Sin potestad para llevar a cabo la investigación, Julia interroga a Mariana sobre los motivos que tiene para intentar esclarecer los hechos. ¿Deformación profesional? ¿Morbo? ¿Curiosidad? Búsqueda de la verdad, responde Mariana. La verdad convertida en vicio, en obsesión será la que mueva a la juez a continuar sus pesquisas.
   En esta novela culta, llena de referencias cinematográficas, artísticas y literarias y en la que el jazz suena en casi todos los cortísimos capítulos no abundan ni las trampas ni las pistas propias del género, aunque sí la mezcla de investigación y reflexión que enriquece las novelas negras de más calidad. Una reflexión que ofrece un retrato crítico de un tiempo y una sociedad al tiempo que incide en el universo de las mujeres, sus inquietudes y su rol profesional y personal.
   Enlace a la publicación original en Anika entre Libros. 
   Nos seguimos leyendo.


22 comentarios:

  1. De esta novela ha leído de todo. Desde gente a la que le ha gustado una barbaridad a gente a la que le ha parecido que iba demasiado lenta, pero a mí me resulta muy atractivo eso de un crucero por el Nilo y las referencias literarias, cinematográficas y de jazz.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es una novela negra atípica, porque hay muy poca acción, el caso se resuelve casi prácticamente solo por lo que piensa Marina. Entonces, claro, a los amantes de la novela de acción, pues no les gusta. Tiene su punto.
      Besos

      Eliminar
  2. Un autor de novela negra que no me suena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es de esos autores que escriben novela enjundiosa y luego se liberan escribiendo, de vez en cuando, novela criminal. Las novelas que no son negras las firma con su nombre completo: José María Guelbenzu. A lo mejor te suena más...
      Besos

      Eliminar
  3. Me gusta lo que cuentas! Anotado en la lista queda! Por dios no me tientes más que la lista es ya interminable!!! Jajajaja
    Muchas gracias por tu reseña! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Si es que es lo malo del lío este de los blogs en el que nos hemos metido, que al final te fabricas unas listas de pendientes que para qué! jajajaj.
      Besos

      Eliminar
  4. Me sonaba pero no sé si había leído alguna opinión sobre la novela, diría que no. Aunque no soy muy amante de la novela negra, me la apunto, porque tiene muy buena pinta.

    Un besito y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas, ya me contarás.
      Feliz jueves para ti también.
      Besos!

      Eliminar
  5. Pinta muy bien, no conocía el título ni al autor, y este género me gusta mucho.

    Me quedo por aquí, nos leemos, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!!! Qué alegría que te sumes a este pequeño rincón de la blogosfera.
      Un beso!

      Eliminar
  6. La verdad es que pinta muy bien esto del crucero y de las referencias cinematográficas y de jazz... Me parece una lectura que podría gustarme, pues me gusta la novela negra y la policiaca pero que aportan ese plus que parece tener esta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una novela negra culta, eso la diferencia de otras muchas. Es un plus que a mucha gente le gustará.
      Besos

      Eliminar
  7. Jejej lo he leído para este mes temático pero voy un poco retrasada con las reseñas, tienes razón es muy lento, y el jazz suena a todas horas, pero a mi me ha gustado ese devenir de las reflexiones de Mariana, que por cierto esta como un cencerro provocando a todas horas al asesino...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. Yo también pensé en algún momento que esta señora no andaba muy bien de la cabeza... jajajaja

      Eliminar
  8. Una reseña muy buena y que desde luego me ha dejado con ganas de leer este libro. Aunque tardaré un poquito que tengo mucho del género esperando en la estantería.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la reseña. Si te animas, espero tus comentarios.
      Besos

      Eliminar
  9. No me llama mucho, así que, a no ser que me cruce con él, no me lo voy a leer (y casi mejor que no me atraiga, porque mi lista de pendientes no deja subir). Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién sabe? Lo mismo en algún momento de la vida te apetece leerlo. La vida da muchas vueltas.... jajajaja
      Besos!

      Eliminar
  10. Esta no la tienes enlazada para el reto Negro y Criminal....Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que no pensaba incluirla, porque lo leí el año pasado y lo reseñé para Anika entre Libros hace unos meses. No es una lectura de 2013, así que no creo que deba incluirla en el reto.
      Un beso!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...