lunes, 26 de noviembre de 2012

"Una tienda en París", de Màxim Huerta: romper con el presente sumergiéndote en el pasado



     Como dijo Laky, de Libros que hay que leer, en su reseña sobre esta novela y como corroboraron algunos de los comentaristas de aquella entrada, muchos tenemos prejuicios ante "los televisivos" que se meten a escritores. En mi caso, he leído algunos libros realmente malos pero, en fin, soy de las que piensa que cualquiera que haya invertido parte de su siempre escaso tiempo en escribir un libro merece una oportunidad, así que decidí dársela a Màxim Huerta. Y he de decir que aunque las protagonistas de la novela no han acabado de conectar conmigo, su estilo literario me ha sorprendido y que algunas de sus frases pasarán a mi base de datos de citas literarias.
    Màxim Huerta nos presenta en su tercera novela una reflexión sobre las segundas oportunidades, la necesidad de vencer un pasado opresivo y la felicidad que producen los encuentros y reencuentros fortuitos.
    Durante prácticamente la mitad de la novela es Teresa la que nos lleva de la mano a través de su vida gris: el fallecimiento de su madre, su infancia bajo el manto de una tía rígida e inflexible, su historia de amor frustrada, su abulia, su necesidad de un cambio. Un cambio que comenzará a forjarse cuando descubra, por casualidad, el viejo cartel de una antigua tienda de París. A raíz de ese hallazgo, distintas señales le irán marcando un camino que conduce, directamente, al color: al París de Alice Humbert, a su tienda, a su vida. Y entonces, como por arte de magia, Alice también se hará palabra en la novela, intercambiando el testigo de la narración (también en primera persona) con una Teresa que no puede dejar de investigar la vida de Alice.
    Alice aporta el color a la vida de Teresa y la frescura a la novela de Màxim Huerta. Es un fantasma para Teresa que en un momento dado (en mi opinión, no en el momento literariamente más efectivo, la verdad) se materializa para el lector, ofreciéndole la perspectiva de otra vida, sumergiéndole en la vorágine del París artístico del período de entreguerras, invitándole a participar en sus fiestas y eventos, haciendo que se codee con Modigliani o Coco Chanel, permitiéndole descubrir sus fastos y sus omisiones.
    Si Teresa es el gris que tanto aborrece en sus clases de pintura, Alice es el color. Un color que ha llegado para inundar la vida de Teresa y para traerle buena suerte: gracias a la búsqueda de Alice, Teresa no solo descubrirá un futuro, sino también un pasado que creía perdido.
    Como ya he avanzado, he de reconocer que Huerta me ha sorprendido con su estilo. Me han gustado mucho algunos giros, algunas frases, algunas metáforas, algunas imágenes utilizadas (como las alusiones al color), algunas ideas que se van diseminando a lo largo de la novela (como esa niña que guarda, a escondidas, pedacitos de tela de los vestidos que va dejando atrás). Sin embargo, la obra no llegó a llevarme a su redil hasta que apareció Alice, o sea, hasta la mitad, más o menos. Puede ser una cuestión de ritmo (la voz monocromática de Teresa acaba volviéndose tan gris como su vida mientras que la de Alice rompe y acelera la narración) o de estructura (ya he dicho que yo no haría surgir el personaje de Alice justo ahí, en el momento en que lo hace), pero el que caso es que la novela en general, aun interesándome el tema que propone, no ha acabado de conectar conmigo. A ello ha contribuido, además, la introducción de ciertos elementos que creo que no aportan mucho, como, por ejemplo, el fantasma: si ya está hablando de las intuiciones, de las señales, de los pálpitos, de seguir al propio corazón por encima de la razón... no entiendo por qué introduce al fantasma y, sobre todo, la escena del baño. ¿Quiere simbolizar la obsesión de Teresa por Alice, que le lleva a verla y olerla donde no está? Es un cabo que se me queda suelto... No sé, me falla.
    Por lo demás, es una novela de fácil lectura, con reflexiones muy motivadoras y pinceladas de belleza literaria que aumentan la sensación positiva general. 
    No he leído Una tienda en París sola. Lo he hecho acompañada (magníficamente acompañada) por los participantes en la lectura conjunta organizada por el blog Momentos de silencio compartido. Además, tuve la suerte de ganar mi ejemplar en el sorteo, así que... ¡perfecto! ¡¡Gracias, chicas, por la lectura y el sorteo!! Cada día me gusta más leer y compartir lo que leo. Enriquece mucho más mis lecturas. Por cierto que en el blog puedes encontrar una entrevista con el autor.
    Y ya puestos a enlazar, te dejo también el link a la página oficial de la novela y a la de Màxim Huerta.
    Nos seguimos leyendo.  

Ficha técnica:



Título: Una tienda en París  
Autor: Màxim Huerta 
Editorial: MR    Género: novela Páginas: 352  
Publicación  3/10/2012    ISBN: 9788427039032
 

26 comentarios:

  1. Estoy deseando leer esta novela. Màxim Huerta ya me sorprendió con "El susurro de la caracola", y creo que por lo que cuentas, ésta también me gustará.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo he leído esta, pero ahora tengo ganas de leer "El susurro de la caracola", a ver si saco tiempo.... jejeje
      Un beso

      Eliminar
  2. Pues yo todavía no he conseguido quitarme esos prejuicios y no terminan de convencerme estos televisivos metidos a escritores, y además, que el ritmo sea irregular y no consiga atraparte hasta bien entrada la novela me echa para atrás, de todos modos, me alegra que tú lo hayas disfrutado. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no puedo evitar darles esa oportunidad. Así me llevó los chascos que me llevó a veces jajajaja.
      Seguiré probando con Màxim, a ver si otras me convencen un poquito más ;)
      Besos

      Eliminar
  3. A mi me ha gustado y he cogido El susurro de la caracola y me lo he leído rapidito también ;D Que tengas una buena semana. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tengo en reserva, a ver si me despejo y la leo.

      Igualmente!!

      Besos

      Eliminar
  4. Me gusta como escribe Màxim, esta es mi tercera novela con él y el autor consigue dejarme siempre un buen sabor de boca, la verdad es que el motivo fantasma que no aparece solo en el baño, y que bien podría ser un espejismo por lo alterada que se encontraba,no es el que más me ha chocado,lo ha hecho más cuando recien comprado le comienzan a pasar cosas raras en casa. A mi no me parece mal el momento en Alice irrumpe en escena, incluso lo hace en un momento yo diria que correcto, por cuanto entra en la vida de Teresa por la puerta grande. Se me han quedado cojas otras cosas. No será redonda la novela, no lo es, pero está muy bien pensada, y no empatizar con las protagonistas es fácil, ambas toman decisiones dificil de digerir. Pero que eres más una Alice o una Teresa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hubiera retrasado la aparición de Alice solo un capítulo más, me parece que, por el contenido, sería el momento más adecuado, como un gran "tachán-tachán"... pero, claro, es mi opinión ;)

      Lo de las cosas raras en la casa está relacionado con el fantasma que a mí no me cuadra. Hay algunas cosas que se podrían tomar como señales que marcan su camino... pero hay otras declaradamente fantasmagóricas que no me casan en el conjunto de la novela. Lo del baño ya es el colmo.

      Y sí que me resulta extraño que sea fácil no empatizar con las protagonistas. Tienen todo para conectar contigo pero, por diversos motivos, no lo hacen. Me parece raro. Y es verdad que toman unas decisiones que, desde luego, yo no tomaría, como lo que hace Alice con su madre, que es yo no lo acabo de entender, y Huerta tampoco te da razones que puedan justificarlo.
      En cualquier caso, he empatizado más con Alices... quizá porque soy más Teresa jajajaj

      Gracias por tu comentario, Carmina.

      Un beso!

      Eliminar
  5. Fantástica reseña, has incluído cosas que pensé en su momento y se me pasó comentar en la mía, como lo del fantasma. Esa parte sobraba, creo yo también, ya había quedado claro que tenía un pálpito con ese cartel... también coincidimos en que Alice definitivamente es un personaje más interesante que Teresa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra coincidir contigo en tantas cosas. Eso quiere decir que voy por el buen camino.... jajajaj.

      Besos

      Eliminar
  6. Coincidimos en prácticamente todo. Ya has leído mi reseña así que no me explayo pero también destaco el estilo del autor, que es lo que más me ha gustado junto a la ambientación. También me costó entrar en la acción y Teresa no me ha acabado de convencer
    Y ahora que lo señalas, aunque yo no lo hice, lo del fantasma..., como que no.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que muchas coincidimos en lo del fantasma. Es que creo que no hace falta, creo que ya nos ha mostrado el camino a través de otros signos. Es un recurso a lo sobrenatural que sobra en esta novela. ¡Me alegro de coincidir cotigo!

      Besos

      Eliminar
  7. De momento veo que habéis coincidido en las opiniones positivas, tengo muchas ganas de leerlo aunque antes debería leer El susurro de la caracola que lo tengo en la estantería
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo lees antes que yo, ya me contarás qué tal, que de tanto hablar de él a mí también me están entrando ganas. Además, en la entrevista de Lectora de Tot él mismo recomienda "El susurro de la caracola"... así que habrá que hacerle caso jejeje..
      Besos

      Eliminar
  8. Pues parece que está convenciendo a todo el mundo esta novela. Así que no queda otra que leerla, a pesar de que al principio no me llamaba mucho. Muy buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste la reseña. Si te animas a leer, espero tu opinión ;)

      Besos

      Eliminar
  9. A mi ya me pasó con el susurro de la caracola, me tuvo un poco descolocada durante mucho tiempo. Luego empecé a atar cabos, pero lo que nunca llegue a imaginar fue el sorprendente final con el que nos sorprendió. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, bueno, a mí no me importa que jueguen conmigo en una novela, que parezca una cosa y luego resulte ser otra (si está bien hecho)... lo que hace que baje mi valoración es que se introduzcan elementos a los que no le veo sentido, como lo del fantasma.

      Besos

      Eliminar
  10. Bonito punto de vista. Sigue el pleno. A todos nos ha gustado el libro... ;)

    ResponderEliminar
  11. A mí es que Màxim Huerta me da mucha pereza, la verdad. Me la da desde que varias personas de cuyo criterio me fío me dijeron que 'El susurro de la caracola' no les había gustado nada. Pero todos habláis muy bien de esta novela, así que igual tendré que darle una oportunidad...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me daba pereza, pero dejé que la suerte decidiera: me apunté al sorteo y me tocó... así que yo, como Teresa, sigo las señales jajajajaja.
      Yo sí quería leer el de la caracola, a ver qué tal. Si lo leo antes de que tú leas este, te aconsejo por cuál empezar, vale?? ;)

      Besos

      Eliminar
  12. Ya he leído el libro y por lo que veo, coincidimos con la misma opinión bastantes,para mí es el primer libro que he leído de Maxim y me ha gustado.
    Compartimos la lectura conjunta, te sigo.
    Nos leemos, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguirme!!! Nos seguimos leyendo, claro!! ;)

      Eliminar
  13. Ais, qué ganillas tengo de leerlo =)
    Gracias por la reseña!

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...